¿A QUIEN OBEDECEREMOS?


En este mundo de posmodernidad y corrección política, la iglesia ha tratado de mostrar compasión a un mundo herido. La iglesia y sus creencias son extrañas a los que tienen una ideología secular y esto no es nada nuevo. En el libro de Hechos, los discípulos a menudo eran mal entendidos y perseguidos por sus profundas creencias.

Vemos a Pedro y Juan en el libro de Hechos, dos hombres oridinarios que predicaron a Jesús y fueron arrojados a la cárcel y marcados para la muerte. Hoy nuestra libertad de expresión está amenazada y, a menudo, enfrentamos la violencia por expresar nuestro valores.

Pedro y Juan se les ordenó no hablar ni enseñar en el nombre de Jesús, pero ellos respondieron: "¿Es correcto obedecerte a ti en lugar de a Dios?" Claramente, la experiencia que tuvieron con Jesús los llevó a hablar y compartir las buenas nuevas apesar del peligro.

También los que hemos experimentado la gracia salvadora de Jesús no podemos negarnos a hablar sobre lo que hemos visto y oído. El mundo no quiere escuchar el mensaje de Jesús porque sus pensamientos no son los pensamientos de Dios, Isaías 55: 8-9 dice: "Porque mis pensamientos no son tus pensamientos, ni tus caminos son mis caminos, declara el Señor". "Como los Cielos son más altos que la tierra, mis caminos son más altos que tus caminos y mis pensamientos que tus pensamientos".

En el impulso de la inclusión de hoy, debemos responder de manera similar a Pedro y Juan: "¿Es correcto obedecerte a ti en lugar de a Dios?" y no pedir disculpas por nuestras creencias.

Bendiciones, Viviana

© 2019 by La Perspectiva

Cultura, Política y Religión

Sin Dios, la Democracia no durará ni puede perdurar mucho tiempo.  Ronald Reagan

  • Facebook Social Icon

Regístrese para obtener actualizaciones