El juez Clarence Thomas arruina el aborto como herramienta de los eugenistas racistas



El juez Clarence Thomas arruina el aborto como herramienta de los eugenistas racistas 28 de mayo de 2019 por Madeline Osburn

El Tribunal Supremo confirmó el martes parte de una ley de Indiana que exige que los bebés abortados sean cremados o enterrados después de un aborto. Sin embargo, eludieron una decisión más amplia sobre el aborto al decidir no considerar si un niño puede ser abortado por su raza, sexo o discapacidad.

El juez Clarence Thomas escribió una opinión concurrente, en la que abordó la conocida historia del movimiento pro-aborto con eugenesia, y cómo la decisión de la Corte de no pronunciarse sobre el estatuto de Indiana deja una pregunta abierta sobre si los abortos eugénicos están protegidos por la Constitución.

La ley de Indiana en cuestión, promulgada en 2016 por el ex gobernador Mike Pence, incluía una disposición que establecía que “Indiana no permite que un feto sea abortado únicamente por la raza, color, origen nacional, ascendencia, sexo, diagnóstico o potencial del feto. Diagnóstico del feto con síndrome de Down o cualquier otra discapacidad ".

Estas características de un bebé se pueden conocer desde el principio de un embarazo. Los análisis de sangre ahora pueden predecir el sexo de un bebé a las siete semanas. El objetivo de la ley es evitar que las madres y los proveedores de servicios de aborto utilicen el aborto como una herramienta de la "eugenesia moderna", como escribe Thomas.

El argumento de Thomas es doble. En primer lugar, abortar el aborto por el bien de la eugenesia fue una práctica respaldada y una creencia de larga data de los líderes progresistas de principios del siglo XX. En segundo lugar, con el desarrollo de pruebas prenatales más precisas, abortar a los niños con características no deseadas es una amenaza moderna disfrazada de "servicios de salud reproductiva".

De hecho, los progresistas del siglo XXI a menudo se involucran en una historia revisionista de sus contrapartes de la eugenesia de principios del siglo XX. Pero Thomas relata la larga historia que Margaret Sanger, fundadora de Planned Parenthood, tuvo con la práctica del control de la población. En 1921, escribió que "el desequilibrio entre la tasa de natalidad de los 'no aptos' y los 'aptos' [es] la más grande amenaza actual para la civilización" y que "el problema más urgente hoy en día es cómo limitar y desalentar el exceso". -Fertilidad de los defectuosos mentales y físicos. "

Sanger fue un invitado destacado del Ku Klux Klan y un defensor del programa de esterilización forzada del régimen nazi en la década de 1930. Ella consideraba que la población de estadounidenses negros era "degenerada y defectuosa" y sus clínicas apuntaban a comunidades negras e inmigrantes como el centro de Harlem en la ciudad de Nueva York.

Alan Guttmacher, presidente de Planned Parenthood en la década de 1960 y principios de la década de 1970 que respaldó explícitamente las razones eugenésicas para el aborto, también está incluido en la opinión de Thomas. Guttmacher escribió que "debería estar permitido abortar cualquier embarazo ... en el que exista una gran probabilidad de un bebé anormal o malformado".

El trabajo racista de Planned Parenthood de hoy se basa en las creencias fundamentales de sus predecesores, Sanger y Guttmacher. El setenta y ocho por ciento de las clínicas de Planned Parenthood están ubicadas en comunidades minoritarias. Los negros representan el 12,1 por ciento de la población de los Estados Unidos, pero el 35 por ciento de los abortos en el país. En su opinión, Thomas cita datos del Departamento de Salud de Nueva York que afirman que "hay áreas de la ciudad de Nueva York en las que los niños negros tienen más probabilidades de ser abortados que de nacer vivos, y son hasta ocho veces más propensos a ser abortados que los niños blancos en la misma zona ".

Otros usos modernos de la eugenesia están aumentando en todo el mundo. En Islandia, casi el 100 por ciento de las mujeres que reciben pruebas prenatales positivas para el síndrome de Down abortan a sus hijos. En los Estados Unidos, alrededor del 67 por ciento de las mujeres que descubren que sus hijos nacerán con síndrome de Down optan por abortar, y en el Reino Unido, es alrededor del 90 por ciento.

En India y China, millones de hembras son abortadas cada año solo por su sexo. El Proyecto Invisible Girl estima que cada año se realizan entre 5 y 7 millones de abortos selectivos por sexo en la India.

Thomas concluye que el mayor uso de los abortos eugénicos es exactamente la razón por la cual Indiana aprobó una ley que protege a los no nacidos de la discriminación y la razón por la que el Tribunal Supremo no puede ignorar una decisión sobre el tema durante mucho más tiempo.

"El hecho de que se defiende el derecho constitucional a un aborto basado únicamente en la raza, el sexo o la discapacidad de un niño por nacer, como los defensores de Planned Parenthood, constitucionalizaría los puntos de vista del movimiento eugenésico del siglo XX", escribe. "En otros contextos, la Corte ha sido entusiasta al reivindicar los derechos de las personas incluso potencialmente sujetas a discriminación por raza, sexo y discapacidad".

ESTE ARTÍCULO FUE TRADUCIDO POR LA PERSPECTIVA

ARTICULO ORIGINAL - DE "EL FEDERALIST" - Madeline es escritora del personal de Federalist y productora de The Federalist Radio Hour. Síguela en Twitter.

© 2019 by La Perspectiva

Cultura, Política y Religión

Sin Dios, la Democracia no durará ni puede perdurar mucho tiempo.  Ronald Reagan

  • Facebook Social Icon

Regístrese para obtener actualizaciones