La canción de Taylor Swift ‘You Need To Calm Down’ muestra a su Elitismo



Mientras que los multimillonarios de la tecnología explotan nuestras divisiones con fines de lucro, Taylor Swift está jugando en un parque de casas rodantes. Esa es la ironía de "You Need To Calm Down", que pertenece a la época oscura de los gritos de guerra que reprende, a pesar de una estética deslumbrantemente brillante.

Para ilustrar su himno LGBT del orgullo, Swift reunió a los glitterati, convirtiéndolos en los héroes de un parque de casas rodantes utópicas donde termina su enemistad con Katy Perry, y los feos manifestantes del matrimonio gay se encuentran con su pareja en un fabuloso espectáculo de celebridades. El conjunto, por supuesto, es casi seguro que cuesta más de lo que ganan muchas personas que hacen de estos lugares su hogar en un año. “Solo cartas de amor”, dice el lado de un buzón de correo de lily white en Swift World. (¿A dónde van las facturas?)

Su creatividad se perdió misteriosamente cuando llegó el momento de lanzar a los manifestantes, que parecen estar jugando banjos en "Deliverance": desdentados, mal vestidos, con signos mal escritos. "Controla tus ganas de gritar sobre todas las personas que odias", exige Swift. "Porque la sombra nunca hizo a nadie menos gay".

Es grotesco elitista cuando consideras que se está burlando de las personas con menos dinero al tiempo que se apropia del estilo de vida de un parque de casas rodantes durante tres minutos de diversión vívida y colorida. (El apoyo para el matrimonio entre personas del mismo sexo disminuye junto con el ingreso y el nivel de educación). ¿Hay muchos locos que le gritan a Swift en Internet? Algunos, claro. Pero ella se fue con un tipo muy específico. El mensaje es básicamente: "Somos hermosos y tenemos razón; Eres pobre y tonto ". Si eso suena reductivo o se basa en caricaturas que nunca se tolerarían si se usaran contra los grupos de identidad de mascotas de la izquierda, mira el video nuevamente.

"Aprendí una lección de que el estrés y la obsesión con otra persona no son divertidas", canta Swift, recordando los recuerdos de la era "Mean". Han pasado nueve años desde que debutó esa canción, pero su ingenuidad infantil de alguna manera se siente más sofisticada que "You Need To Calm Down".

La indiferencia puede desarmar, y Swift captura eso en las letras y el video. Tampoco es una mala premisa. Con una pizca de conciencia de sí mismo, "You Need To Calm Down" podría haber sido la exhalación gigante que necesitamos en este momento, la catarsis colectiva como el agarre de las plataformas de medios sociales diseñadas para mantenernos en conflicto, un antídoto fácil para el estrés de batalla virtual. Necesitamos calmarnos. Todos nosotros.

Pero esto no ayuda. Las caricaturas perezosas de Swift y los insultos peatonales pertenecen muy firmemente al momento en cuestión. Lo mismo ocurre con el ensordecedor elitismo del video, frotando a las celebridades en los rostros de Rubes como si su glamour fuera un argumento en sí mismo. No es.

También es un tono sordo agresivo para una canción que se define a sí misma como un esfuerzo de defusión. Todo esto es simplemente barato, persiguiendo un aplauso para golpearlo. Los estereotipos son tan crudos que bordean la parodia. Uno pensaría que alguien que fue empujado al estrellato por los fanáticos de la música country podría tener más respeto por las personas de diferentes orígenes.

"Necesitas calmarte" culmina en un insulto instructivo. "Al igual que, ¿no puedes simplemente pisar nuestros vestidos?" Swift pregunta a los yokels enjambres. Es una pregunta tan ridícula como la propia canción. ¿Cómo podrían alguna vez acercarse lo suficiente a una alfombra roja para intentarlo?


Este artículo ha sido traducido por La Perspectiva de: The Federalist

© 2019 by La Perspectiva

Cultura, Política y Religión

Sin Dios, la Democracia no durará ni puede perdurar mucho tiempo.  Ronald Reagan

  • Facebook Social Icon

Regístrese para obtener actualizaciones