Padres llevan la escuela a la corte por enseñar a su niña de 6 años la fluidez de género


Una pareja de Ontario, Canada presentó una queja en el tribunal provincial de derechos humanos contra el sistema escolar después de que a su hija de seis años se le enseñara fluidez de género en la clase y empezara a preocuparse de que no fuera mujer.

Durante una clase de 1er grado en la Escuela Pública de la Comunidad de Devonshire en enero de 2018, una maestra presentó un video de YouTube sobre género llamado "Él, ella y ellos?!? - Género: Cosas para niños # 2", que era parte del plan de lección que día, de acuerdo con la columnista canadiense Barbara Kay, quien entrevistó a la madre de la niña, Pamela Buffone, en el lunes del Post Milenio.

"Creo que tienes que ponerte al frente de alguna manera", dijo Pamela Buffone en una entrevista el martes con The Christian Post, cuando le preguntaron qué recomendaría a los padres que creen lo malo que es enseñar la teoría de género a los niños pequeños. .

"Conozca el trans-activismo y lea las políticas de su escuela. Pregúnteles cómo van a enseñar conceptos como la fluidez de género y no exponga demasiado su propia posición. Aprenderá mucho de cómo elijan. responde a tus preguntas ".

Entre las declaraciones presentadas como hechos en el video se encuentran "algunas personas no son niños o niñas", y otras no sienten que sean "él" o "ella" y, por lo tanto, tal vez no tengan un género. La niña, que estaba completamente confundida, le dijo a su madre que la maestra, que siguió enseñando este tipo de teoría de género durante el semestre, le diría a la clase que "no existe tal cosa como niñas y niños" y que "las niñas no son reales". y los chicos no son reales ". En marzo, sus padres "pudieron ver que las lecciones estaban teniendo un impacto en su hija, ya que ella comenzó de manera espontánea y repetidamente preguntándoles por qué su identidad de niña" no era real ". Preguntó si podía "ir a un médico" sobre el hecho de que era una niña. Dijo que no estaba segura de si quería ser mamá ", explicó Kay.

Sus padres se preocuparon por el bienestar psicológico de su hija, particularmente porque ella nunca había mostrado signos de confusión sobre su identidad antes de la introducción de estos materiales. Finalmente se reunieron con la maestra que estaba decidida a continuar enseñando fluidez de género a los niños; la maestra les dijo que "se había producido un cambio en la sociedad", lo que requería las lecciones y que eran una política oficial de la Junta Escolar. El maestro también confirmó a Buffone que el tema del cambio de sexo había surgido para discusión.

Cuando la pareja se dirigió al director, se les dijo que las lecciones se habían puesto en marcha para acomodar a un niño de la clase que había expresado interés en expresarse como el sexo opuesto. Según se informa, la escuela tiene un "especialista en género" con el que consultan. Los Buffones finalmente retiraron a su hija de la escuela y la inscribieron en una escuela diferente, en la que su hija está contenta de no tener un maestro que la instruya que "las chicas no son reales".

Frustrada porque los funcionarios escolares nunca abordaron adecuadamente sus objeciones, llevó el asunto al Tribunal de Derechos Humanos, argumentando que la angustia de las lecciones escolares confusas eran una violación de sus derechos humanos. Los Buffones presentaron la queja en marzo, recibieron una respuesta de la Junta Escolar y luego escribieron su respuesta. Actualmente están esperando escuchar los próximos pasos del Tribunal de Derechos Humanos.

Aunque se le advirtió que el Tribunal de Derechos Humanos de Ontario fue tomado por la izquierda radical, Pamela Buffone dijo a CP que está decidida a seguir confiando en que el Tribunal revisará su caso con objetividad.

"Ciertamente, hay implicaciones de tener una ideología de género arraigada en la ley que aún no se ha pensado", dijo.

Agregó que espera que la acción legal que está tomando en este momento "haga que la gente se dé cuenta de que debe haber algunos límites en torno a este tipo de activismo que está entrando en nuestras escuelas y que se le enseña como una verdad universal".

Hasta ahora, pocos límites, si es que existen, sobre la noción de identidad de género en la ley y la política pública parecen existir en la provincia canadiense. En 2016, el parlamento canadiense aprobó el polémico proyecto de ley conocido como C-16, que agregó la expresión de género y la identidad de género como terreno protegido en la Ley de derechos humanos de Canadá y sus disposiciones del Código Penal.

"Parece que nuestro gobierno le ha dado a los maestros carta blanca en cuanto a cómo enseñan este concepto [de identidad de género]", dijo la madre de Ontario al Post Millennial Monday.


Este artículo ha sido traducido por La Perspectiva de The Christian Post.

© 2019 by La Perspectiva

Cultura, Política y Religión

Sin Dios, la Democracia no durará ni puede perdurar mucho tiempo.  Ronald Reagan

  • Facebook Social Icon

Regístrese para obtener actualizaciones