Si estás enojado de que Trump haya recibido la oración, quizás eres tú quien necesita la oración.


WASHINGTON - Si estás entre los 99, no desees que el 1 perdido permanezca así, Jesús ciertamente no lo hizo. Y sin embargo, cuando disputaste la decisión de un pastor de ministrar a los perdidos, así lo deseas.

El domingo pasado, el presidente Trump hizo una visita inesperada a la Iglesia de la Biblia McLean en el norte de Virginia y solicitó la oración, que fue concedida en su escenario principal por el pastor principal David Platt.

Platt más tarde emitió una declaración en respuesta a muchos en su iglesia que estaban enojados con su decisión de orar por el presidente.

Antes de orar por el presidente Trump, Platt leyó 1 Tim 2: 1-6 desde el escenario: "Primero que todo, entonces, insto a que se hagan súplicas, oraciones, intercesiones y agradecimientos para todas las personas, 2 para los reyes y todos los que ocupan altos cargos, para que podamos llevar una vida tranquila y pacífica, piadosa y digna en cada camino. 3 Esto es bueno, y es agradable a los ojos de Dios nuestro Salvador, 4 que desea que todas las personas se salven y lleguen al conocimiento de la verdad. 5 Porque hay un solo Dios, y hay un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, 6 que se dio a sí mismo en rescate por todos, que es el testimonio dado en el momento adecuado ".

Platt luego colocó su mano sobre el hombro del presidente y dirigió a su congregación sin vergüenza ante el trono como interino y testigo ante el presidente.

Es una vergüenza que muchos en la iglesia de Platt estuvieran enojados por haber elegido orar por el presidente. Esta ira no es nada menos que farisaica y muestra un feroz analfabetismo de la narrativa del evangelio. Para ser justos, la oposición era una minoría de la congregación de Platt y no refleja el cuerpo mayor de la Iglesia de la Biblia McLean.

Soy partidario de Trump, pero me encantaría que se orara por Obama, Hillary o AOC en el escenario. Si crees que el presidente Trump es una persona terrible y estás enojado de que un pastor haya elegido orar por él, entonces debes reexaminar rápidamente el mensaje del evangelio y tu propio corazón.

El pecado de Trump no debe desviar nuestro deseo y responsabilidad de orar por Él; de hecho, cuanto más observamos, mayor es el deseo que debemos tener de orar por él.

Quizás algunos piensen que Platt debería haber orado por Trump, pero no en público. ¿Pero por qué? ¿Por qué dejar pasar esta oportunidad de usar su plataforma como testimonio al mundo de que nosotros, la Iglesia, estamos buscando a Dios Todopoderoso para influir en nuestros líderes nacionales?

¿Fue la decisión de Trump de pedir oración un movimiento político? ¿Tal vez un intento de mantener el apoyo evangélico al comenzar las campañas de 2020?

Quizás, tal vez no. Pero digamos que fue. Digamos que el presidente Trump fue 100% falso al querer realmente la oración. Todavía podemos regocijarnos. ¿Por qué? Porque el pastor de la MCB, David Platt, fue 100% genuino en su oración y Dios es 100% capaz de escuchar la oración de Platt y cambiar el corazón de Trump.

NADIE está fuera del alcance del poder redentor de Jesús. NADIE es demasiado pecaminoso para la gracia de Dios. NADIE está más allá de la esperanza que debemos tener desesperadamente para que se regeneren.


Este artículo fue traducido por La Perspectiva para The Christian Post.

© 2019 by La Perspectiva

Cultura, Política y Religión

Sin Dios, la Democracia no durará ni puede perdurar mucho tiempo.  Ronald Reagan

  • Facebook Social Icon

Regístrese para obtener actualizaciones